Coronilla a la Divina Misericordia

Se empieza con: 
 
Un Padrenuestro… 
un Ave María…
y el Credo.
 
a) En las cuentas grandes, una vez:
 
Padre Eterno, 
te ofrezco el Cuerpo y Sangre, el Alma y la Divinidad 
de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo, 
en propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.
 
b) En las cuentas pequeñas, diez veces:
 
Por Su Dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
 
c) Al final de la corona, se procede a decir tres veces:
 
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, 
Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.